Venta de bragas usadas, una tendencia que rompe moldes

En los últimos años la compra y venta de bragas usadas se ha convertido en una nueva tendencia que está rompiendo moldes entre todo tipo de personas. El fenómeno, que se originó en Japón décadas atrás, ha terminado llamando la atención de mujeres y hombres del mundo entero. En la actualidad España se ha convertido en foco de interés de este mercado que está permitiendo que mujeres de todas las edades obtengan una nueva forma de ingresos a través de la venta de su ropa interior

El término sobre el que se asienta la venta de bragas usadas es la palabra japonesa “burusera”. No obstante, hay que decir que este término es más complejo de lo que se puede considerar la venta de esta prenda, dado que en Japón engloba la comercialización de un compendio de elementos femeninos usados que se encuentran liderados por el uniforme de colegiala al completo. Es cierto que en el país del sol naciente se ha llegado a ver alguna máquina expendedora de bragas usadas, pero hay más mito y leyenda que realidad en todo ello. Lo que sí existen son comercios oscuros y de difícil acceso en los que las mujeres venden estas prendas aportando fotos suyas que aportan valor a la posterior adquisición de la ropa interior por parte de los fetichistas.

Curiosamente, la llegada de la compra y venta de bragas usadas a España se ha realizado bajo un perfil muy distinto al que tiene en Japón, donde está visto como un tema tabú que no es aceptado bien entre quienes no sienten pasión por coleccionar ropa interior usada de mujeres. Esto ha permitido que mujeres jóvenes y mayores, de distintas medidas y estilos, comiencen a vender sus prendas por precios que pueden ir desde los 20 hasta los 80 euros. La valoración de la prenda dependerá del estado de la misma, vendiéndose mejor aquellas con un olor más intenso o incluso con la presencia de flujos que denoten el uso de las mismas.

Para las mujeres que han comenzado a vender bragas usadas pensando en coleccionistas y fetichistas a los que les encanta olerlas, tenerlas y posteriormente frotarse con ellas, esta es una forma muy sencilla de ganar dinero. Solo tienen que usar las prendas durante unos días sin quitárselas, dejar su olor impregnado en las mismas y, si quieren que el valor aumente, masturbarse dejando los flujos del resultado pegados a la ropa interior. Eso hace que los fetichistas de las bragas usadas enloquezcan pensando en la oportunidad de tenerlas en sus manos.

¿Que es la ninfomanía y qué síntomas tiene?

La ninfomanía es un trastorno mental que se caracteriza por un comportamiento sexual compulsivo. Las compulsiones son acciones no deseadas o rituales en las que una persona participa sin obtener placer de ellos o ser incapaz de controlarlos. En el caso de la ninfomanía, las personas tienen esas compulsiones mediante la participación en conductas de riesgo como la promiscuidad y no solo podemos ver esas conductas en vídeos de maduras, también en chicas jóvenes. Sea o no la ninfomanía calificada como una verdadera enfermedad mental, a menudo se debate en la comunidad médica, pero la evidencia sugiere que el comportamiento sexual compulsivo es una enfermedad real y seria.

La ninfomanía puede ocurrir a cualquier edad, aunque se cree que puede ser más común en las mujeres y los hombres homosexuales. Técnicamente, el término “ninfómana” se refiere a una mujer, aunque esa definición se ha ampliado para incluir a cualquier persona que se dedique a la conducta sexual compulsiva arriesgada. Además de la conducta compulsiva sexual tanto vaginal como anal, la ninfomanía puede incluir problemas de pensamiento, pensamientos repetitivos no deseados (obsesión) y los sentimientos de culpa, vergüenza o inadecuación.

La causa subyacente de la ninfomanía no se conoce. La ninfomanía es una condición mental y emocional y, al igual que otras condiciones, es complicada. Se puede acentuar la ninfomanía cuando el sujeto abusa de los vídeos xxx, ya que de alguna forma alimenta los pensamientos sexuales. Al igual que otras enfermedades mentales, la ninfomanía puede surgir como resultado de eventos de ambiente, de herencia y de vida. También puede estar relacionada con un desequilibrio químico en el cerebro.

Para la mayoría de la gente la depresión es una mezcla de muchos factores, como las causas sociales, ambientales y genéticas, así que el tratamiento para la ninfomanía puede implicar la psicoterapia y la medicación. Los medicamentos para la ninfomanía pueden incluir antidepresivos, medicamentos ansiolíticos o antipsicóticos, similar a los medicamentos utilizados para otros trastornos compulsivos. Debido a que la conducta sexual compulsiva es arriesgada, la gente que sufre ninfomanía están en mayor riesgo de desarrollar complicaciones como enfermedades de transmisión sexual. Se está observando últimamente que hay un mayor aumento de ninfomanía dentro de las mujeres latinas, aunque en términos generales está muy igualado en todo el mundo.

Le aconsejamos que busque atención médica inmediata si tiene comportamientos compulsivos, junto con otros síntomas de enfermedad grave e incontrolable mental o daño cerebral, incluyendo comportamientos extraños o comportamiento que ponga en peligro a sí mismo o a otros, incluyendo el comportamiento amenazante, irracional o suicida.

Cómo influyen los colores en el cerebro humano

 

Los científicos consiguieron identificar hace tiempo la región cerebral que era estimulada por los colores en los cerebros de los monos, pero no en los humanos. Ellos llegaron a la conclusión lógica de que el cerebro humano procesa el color de la misma manera que nuestros parientes más cercanos.

Sin embargo, los neurólogos en Harvard Medical School utilizan una resonancia magnética funcional para identificar una región adyacente, pero claramente hay diferencias entre el cerebro de mono y el de los humanos. Llegaron a esta conclusión mediante la medición del flujo sanguíneo en diferentes partes del cerebro mientras los sujetos veían imágenes en color y blanco y negro.

Aún más notable que la ubicación del centro de color es lo que nuestros cerebros están haciendo con esta información. Desde el centro de color, la información viaja simultáneamente a las áreas del cerebro que son responsables de la detección de movimiento, formas, bordes y transiciones.

Esto sucede incluso con sujetos que son ciegos al color. Puede que no sean capaces de reconocer diferentes colores, pero su cerebro todavía sabe cómo utilizar esta información para tener una visión más matizada del mundo.

Este uso paralelo del color en múltiples regiones del cerebro sugiere que nuestra respuesta a color es mucho más importante que lo que hemos supuesto previamente. Pero vamos a pensar en lo que pensamos que conocemos hoy en día y cómo podríamos ayudar a construir los materiales de formación y educación más eficaz. Lo que está claro es que el cerebro rellena el color en imágenes en blanco y negro de objetos conocidos.

 

 

Otro grupo de científicos descubrió que cuando nos fijamos en las fotos de objetos que son conocidos por nosotros, nuestro cerebro se llena del color esperado, a pesar de que no está allí. Por ejemplo, si vemos una imagen de un plátano en blanco y negro nuestro cerebro accede a la memoria completa de los plátanos, incluyendo el hecho de que son generalmente de color amarillo. Si usted es profesor y quiere que sus alumnos reconozcan colores específicos, tales como lámparas de alerta sobre un tablero de instrumentos, puede que no necesite mostrarles el color porque ellos reconocerán inconscientemente el color de dicha lámpara.

Una serie de estudios sobre la aparente influencia del color en el rendimiento del cerebro tienen algunos resultados tentadores. Es importante que recuerde que estos resultados se derivan de la observación de sujetos humanos en diferentes condiciones utilizando estímulos de color. Estos estudios no utilizan una resonancia magnética funcional para observar el cerebro en acción.

La prostitución en la madurez

Se dice que la prostitución es el oficio más antiguo del mundo y la verdad es que poco o nada ha cambiado esta profesión a lo largo de los siglos.

Evidentemente ahora hay mucha más higiene y en determinados países está regulada, existiendo pisos o locales regulados por el estado donde señoritas de compañía ofrecen sus servicios sexuales por un módico precio.

Para muchos chicos es una tradición desvirgarse a los 18 años yéndose de putas, digamos que es como un ritual por el que pasan muchos jóvenes ya sea porque lo han visto en otros amigos o porque están condicionados de algún modo y quieren perder la virginidad cuando cumplen mayoría de edad.

En este sentido la mayoría de estos chicos prefieren tener sexo con prostitutas maduras, ya que son señoras con experiencia y hacen más fácil y llevadero ese momento tan importante como es el de perder la virginidad, pero las cuarentonas de hoy en día no tienen nada que ver con las de hace dos o tres décadas y es que se cuidan, tienen unos cuerpos impresionantes, hacen deporte y si es necesario se hacen unos retoques estéticos, así que cada vez más son las maduritas que deciden poner precio a su cuerpo.

Otro motivo del éxito de las mujeres entradas en años es que no tienen miedo a nada y sus servicios incluyen casi cualquier práctica, de hecho cumplen las fantasías de los más morbosos como puede ser el pissing, fisting, facesiting y muchas de las prácticas de sexo duro o bizarro que normalmente podemos ver en vídeos porno.

El producto estrella es con diferencia el porno anal y es que hoy en día se ha normalizado tanto que incluso algunas parejas lo practican más que el vaginal, han descubierto que el ano tiene miles de terminaciones nerviosas que proporcionan un placer enorme, además de que ha dejado de ser tabú.

Con esto tampoco queremos decir que las prostitutas jovencitas no tengan clientela puesto que los hombres maduros las prefieren de entre 18 y 25 años, pero está demostrado que la madurez es un grado y puestos a elegir, ellos las prefieren maduras…